Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Expertos de Israel comparten con personal de salud mental de la CDMX el manejo de trauma emocional en niños

Publicado el 05 Octubre 2017
IMG-20171005-WA0101.jpg

· La SEDESA prepara proyecto para dar respuestas inmediatas a las reacciones de un sismo u otro evento traumático en un futuro.

La Embajada de Israel y expertos del Centro de Intervención de Crisis de Jerusalem (JCIC), compartieron con psicólogos, psiquiatras, médicos y paramédicos de la Secretaría de Salud del Gobierno de la Ciudad de México conocimientos y estrategias en el manejo de trauma emocional y contención, enfocado a menores de edad, afectados por el sismo del 19 de septiembre.

Al inaugurar a nombre del Secretario de Salud, doctor Armando Ahued Ortega, el Seminario de Intervención de Crisis y Estrés Postraumático, el subsecretario de Salud, Doctor Román Rosales Avilés, señaló que el Gobierno de la CDMX ha manejado la emergencia con diversas intervenciones y medidas inmediatas y precisas, y se ha iniciado la etapa de reconstrucción de la ciudad.

Pero hay una etapa intermedia que es su prioridad y que no se debe desestimar, indicó, la situación emocional de las personas, en particular las niñas y niños, debido a que persisten muchas situaciones psicológicas y de estrés que tienen que ver con la incertidumbre, dudas, miedo y angustia, de que es lo que sigue.

Por eso destacó la importancia de este curso, que se hizo con la participación de expertos de Israel, encabezados por la doctora La Dra. Esti Galili-Weisstub, reconocida a nivel internacional como una de las psiquiatras infantiles y adolescentes, líder de su país, para poder reincorporarse a la vida normal y estar preparados para esta etapa.

En el auditorio de la SEDESA y ante los profesionales de la salud mental, médicos y paramédicos del CRUM, el Subsecretario de Servicios Médicos y de Insumos comentó que a diferencia de lo ocurrido en 1985, este sismo sucedió en un horario escolar e hizo que muchos niños vivieran el evento fuera de su casa, no con sus papás.

De manera que ellos también tienen que aprender cómo enfrentar situaciones derivadas de un temblor y nosotros tenemos que estar preparados para guiarlos y para orientar, hubo niños que quedaron en la orfandad, por lo que el Gobierno de la CDMX está preparando una estrategia para abordarlos en esta etapa intermedia emocional que puede durar 15 días hasta meses, explicó.

Al compartir sus experiencias, la Dra. Gallili, directora del Centro de Intervención de Crisis de Jerusalem, Hospital Hadassah Jerusalem, expuso una serie de esquemas de reacción de atención inmediata que se debe aplicar en un evento traumático de un sismo u de otro tipo, que ponen en peligro la vida, siendo la primera la acción, salvar a los menores de edad de los puntos catastróficos, por ser los más indefensos.

Explicó que en estas primeras intervenciones, es fundamental proceder en lo inmediato, al igual de garantizar la atención médica, la estabilización de emocional de los afectados, como prioridad los niños y los adolescentes y bridarles el apoyo que necesitan, porque también son los más vulnerables en presentar reacciones postraumáticas.

La experta en programas de trauma emocional, recomendó que para afrontar situaciones de desastres, es importante la tranquilidad de las personas, personal de salud o especialistas que participan en la ayuda, además de dar la asistencia lo más pronto posible.

Estableció como muy significativo, arropar a los menores, ser sensibles para escucharlos a manera de lograr, primero, la estabilidad en lo emocional y luego la tranquilidad para atenderlo, iniciando con tratamiento de relajamiento y meditación.

Recomendó la atención por grupos de edades ya que permite hacer diferencias para evaluar e identificar las reacciones derivadas de un evento traumático, si los síntomas son los esperables y normales o ya se presentan problemas de ansiedad, taquicardias, miedo, sensación de ahogo, sudoración, entre otros; indicadores de riesgos de caer en estrés postraumático y depresión y ver qué manejo se le va a dar, a fin de que no se conviertan en una enfermedad.

Explicó que si son niños pequeños, se tiene que platicar con los padres en su presencia para darles confianza y seguridad y ellos puedan expresarse; hablar con los papás para ver cómo observan a sus hijos, que cambios notan, para llegar al punto de que expresen sus emociones de lo que sienten.

Al final del seminario, el doctor Alejandro Córdova, responsable del Programa de Salud Mental de la SEDESA, comentó que la información y el conocimiento compartido, ayudará para atender casos que se están encontrando, identificar grupos, evaluar a pacientes y poderles atender en este momento.

Además dijo que las experiencias de la doctora Galili-Weisstub marcan las pautas para que de manera más sistematizada y adecuada, empezar un proyecto que en un futuro funcione de manera preventiva para dar respuestas inmediatas ante una situación catastrófica.